Ayudas al alquiler Lanbide

La prestación complementaria de vivienda o ayudas al alquiler ofertadas por el Lanbide o Servicio Vasco de Empleo son unas prestaciones económicas periódicas que actúan como especial complemento o ayuda para todas aquellas personas y también familias que no cuentan con los suficientes recursos como para hacer frente a un alquiler.

Prestaciones del Lanbide para el alquiler

Existen diferentes prestaciones mensuales para ayudar a todas aquellas familias y personas que no cuentan con recursos económicos suficientes para afrontar sus necesidades básicas. Se denomina a esta prestación Renta de Garantía de Ingresos y se trata de un tipo de ayudas destinadas a personas con pocos recursos, sin trabajos, pensionistas, inmigrantes sin permisos de residencia y otro tipo de colectivos en riesgo de exclusión. De este tipo de prestaciones se pueden conceder dos por vivienda.

Además, existen otro tipo de prestaciones periódicas económicas que ejercen de complemento a la anterior que sirven para poder sufragar los gastos de alquiler de una vivienda o del alojamiento que se suela utilizar. Para solicitar una de estas prestaciones debe tenerse en cuenta la fecha de presentación de solicitudes y remitirse a las Oficinas de Lanbide, el Servicio Vasco de Empleo correspondiente a cada pueblo o municipio en el que esté la Residencia Efectiva para la que ésta se va a solicitar y se encuentre empadronada la persona que va a reclamar la prestación.

Ayudas especiales Lanbide

Esta prestación está especialmente pensada para todas aquellas personas que sean titulares de la prestación que se ha expuesto con anterioridad, conocida como la Renta de Garantía de Ingresos, que se encuentren en la necesidad de afrontar los gastos de una vivienda o del lugar en el que habitan normalmente y que además estén inscritas en el servicio Etxebide del Departamento de Vivienda, Obras Públicas y Transportes como solicitantes de una vivienda de Alquiler.

La cuantía de esta prestación complementaria será como máximo de unos 250 euros mensuales. La cantidad de esta prestación no se aumentará bajo ninguna circunstancia sea cual sea la modalidad de alquiler, arrendamiento, subarriendo, coarriendo u hospedaje, en la que se encuentren las personas que finalmente vayan a ser los beneficiarios de ésta.

 

 Ayudas a los autónomos Lanbide

El Lanbide o Servicio Vasco de Empleo proporciona diversas ayudas a los autónomos o personas emprendedoras que quieran poner en marcha o desarrollar un negocio o proyecto empresarial. Con sus nuevos planes el Gobierno Vasco pretende apoyar a los emprendedores desde la generación de la idea de negocio, hasta la consolidación de la misma empresa pasando por el inicio de la actividad.

Ayudas de Lanbide para los autónomos 

Las ayudas de Lanbide para los autónomos se dividen en tres tipos de prestaciones distintas. Las primeras de ellas están destinadas a todas aquellas personas emprendedoras que quieran genera, analizar y estructurar una idea empresaria de calidad ubicándola dentro de los proyectos locales de emprendizaje. Pueden solicitar este tipo de ayuda cualquier tipo de personas con una idea de negocio que quieran analizarla y desarrollarla con dedicación exclusiva bajo la supervisión de una entidad colaboradora que deberá estar autorizada por el Lanbide.

La segunda de estas prestaciones está destinada a todas aquellas personas que ya cuenten con una idea de negocio clara y definida dentro del mismo marco de proyectos locales de emprendizaje. Los solicitantes serán todas aquellas personas que ya dispongan del plan de viabilidad para poder implantar su empresa y deseen ponerlo en marcha, también bajo supervisión de una entidad colaboradora.

Ayudas de Lanbide para consolidar nuevas empresas

Y la tercera de las ayudas está destinada a todas aquellas personas que ya han iniciado una actividad empresarial en el último año. Pueden solicitar por tanto este tipo de ayuda tanto los empresarios y empresarias como los diferentes profesionales individuales que la requieran. Se podrán subvencionar diferentes gastos de promoción, de funcionamiento y de gestión de la empresa como los gastos de comunicación o el diseño de páginas web.

La máxima cuantía de esta prestación será concretamente de 2.500 euros. Esta cantidad se incrementará si el beneficiario/a es menor de 30 años y también si es mujer, pero la subvención nunca será mayor de 6.000 euros. Los solicitantes deberán estar empadronados y tener su residencia en la CAPV, además deberán estar dados de alta en el IAE y en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos.